La Fundación de la Ciudad de Park City observa la integración a través de la recreación en Utah

Escrito por Jon Solomon

Traducido por Oscar León

jon.solomon@aspeninstitute.org

  21%   de los estudiantes escolares de Park City, Utah, son latinos, pero en academias de fútbol sólo vemos una participación del 9%.   Park City Community Foundation está tratando de cambiar esto. (Foto cortesía de Park City Community Foundation)

21% de los estudiantes escolares de Park City, Utah, son latinos, pero en academias de fútbol sólo vemos una participación del 9%. Park City Community Foundation está tratando de cambiar esto. (Foto cortesía de Park City Community Foundation)

Veintiún por ciento de los estudiantes escolares de Park City, Utah, son latinos. El número de latinos que practican deportes, no obstante, es mucho menor. El Club de Fútbol de Park City por ejemplo, solamente tiene una participación por parte de la comunidad hispana del 9%.

El año pasado, un donante se acercó a Park City Community Foundation con $500,000 y un reto: ayudar a integrar a la comunidad. Park City Community Foundation, utilizando la investigación producida por Project Play sobre los beneficios del deporte juvenil, decidió utilizar el deporte como herramienta de integración.

En abril, la Fundación lanzó el Solomon Fund para crear acceso a todas las oportunidades deportivas y recreativas para la juventud latina. El objetivo es del 21 por ciento de participación de los latinos en equipos deportivos para que dichas actividades reflejen la diversidad de Park City.

La falta de latinos jugando fútbol en Park City está directamente afectada por el estatus socioeconómico, cuenta Diego Zegarra, gerente de proyectos especiales para la Fundación. La Fundación trabaja con agencias locales para complementar becas y equipo deportivo para jóvenes latinos en necesidad.

Zegarra sabe que el dinero no es el único problema. Él se da cuenta de que las familias latinas se sienten cómodas dentro de su propia comunidad porque saben que es un espacio seguro donde pueden relacionarse en su propio idioma.

"Es obvio que la falta de integración existe", menciona Zegarra. "Tratamos de empezar con los niños pequeños, ya que ellos son mucho menos conscientes de este tipo de divisiones. Esperamos que una vez que un niño crezca, ellos sean simplemente un jugador más, y no un jugador latino más".

La comunicación y el acercamiento a los latinos se convierten en un tremendo obstáculo porque las agencias rara vez tienen la capacidad de traducir documentos al español. Simplemente poder leer qué oportunidades están disponibles es "un gran apoyo", dice Zegarra, cuya Fundación cuenta con una coordinadora de alcance para apoyar hasta 20 organizaciones.

La transportación es la barrera más difícil de superar hasta el momento en Park City, donde más del 90 por ciento de los niños latinos califican para el almuerzo gratis o reducido, cuenta Zegarra. La coordinación de los viajes en vehículos con otras agencias, de las escuelas a las actividades, y de las actividades a las casas provoca desafíos, incluyendo cuestiones de responsabilidad legal.

Otra barrera para el fútbol latino en Park City es la falta de acondicionamiento de los jugadores. Sólo uno de cada 60 niños que juega al fútbol en la secundaria en Park City es latino, cuenta Zegarra. Él compartió la historia de un niño latino con talento que fue excluido en la escuela secundaria porque no estaba en condiciones físicas necesarias para practicar con el equipo. Muchos de sus compañeros pasaron por el acondicionamiento físico en las academias de fútbol desde que estaban en la escuela primaria.

Recientemente un desarrollo prometedor ocurrió en Park City. Por primera vez, la Asociación Multicultural de Fútbol de Utah (una liga pequeña y latina iniciada por un padre con dos hijos latinos) se reunió con Park City Soccer (una liga más grande) para conversar acerca de una colaboración; compartir recursos y promover la integración, menciona Zegarra.

La donante que inició el proyecto de integración en la Fundación se ha comprometido con $500,000 por los próximos cinco años. En cuanto a operaciones, el Solomon Fund tiene para cuatro o cinco años.

"Nos gustaría estar presentes por siempre, por supuesto", dijo Zegarra.

Luego se rectificó. "Aunque esperamos que no necesitemos existir para la próxima generación".

Regresar a la página de fútbol latino